Azazel

Azazel, demonio de segundo orden, guardia del macho cabrio. En la fecha de la expiación, que los judíos celebraban el décimo día de su séptimo mes, que corresponde a nuestro septiembre, se llevaban al gran sacerdote dos machos cabrios que sacaban a la suerte, uno para el señor y otro para Azazel.  Aquel a quien tocaba la suerte de ser para el señor, era inmolado, y su sangre servia para la expiación. El gran sacerdote ponía enseguida sus dos manos sobre la cabeza del otro, confesaba sus pecados y los del pueblo cargando con ellos el animal, a quien conducía entonces al desierto, poniéndolo en libertad.

 

El pueblo despues de haber dejado al macho cabrio de Azazel, llamado también "el emisario", el cuidado y peso de sus inquisidades, se volvía con la conciencia limpia.

Según Mitón; Azazel es el primer portaestandarte de los ejércitos infernales y también se llamaba así demonio de quien se servia el hereje March para sus prestigios.