EMPUSIO, demonio

EMPUSIO Especie de demonio del me­diodía que Arcitofanes, en su comedia de las Ranas, representa como un horrible espectro, que toma las formas de perro, de mujer, de buey, de vívora, etc; cuya mirada es aterra­dora, que tiene un pie de asno y otro de cobre, una llama en derredor de la cabeza, y que no desea más que hacer mal.

Los labradores griegos y rusos, que han conservado ideas populares, tiemblan en el tiempo de la cosecha y de la siega al pensar tan solo en el Empusio, que según ellos dicen, rompe los brazos y las piernas a los segado­res y labradores sino se liechan al suelo boca abajo luego que le ven.

Díccse también en Rusia que el Empusio y los demonios del mediodía, que están someti­dos a esta horrorosa fantasma, recorren algu­nas veces las calles en traje de viudas, y rom­pen los brazos a los que se atreven a mirarlas cara a cara.

El modo de conjurar y hacerse obedecer del Empusio entre los antiguos, era decirles mil injurias cada cual a su modo.

Vasco de Gama, citado por Leloyer (1), re­fiere que en la ciudad de Calicut hay un tem­plo consagrado a los demonios, los cuales son de la especie de los Empusios. Nadie osa en­trar en él, sobretodo el miércoles, hasta pasa­do el mediodía; pues el que entrase antes de esta hora moriría en el mismo instante.

Epicharmes dice que el famoso Empusio to­ma todas las formas que quiere; que se le ha visto, ya como un árbol, enseguida como un buey, luego bajo la figura de una mosca, y en fin como una hermosa mujer, pero andan­do siempre sobre el pie derecho, pues el otro lo tiene de cobre y hecho como el de un asno.

Обучение перманентный макияж Владивосток