Invocaciones, Cornelius Agripa

INVOCACIONES

Agripa dice que para invocar al diablo y obligarle a aparecer se sirve de estas palabras mágicas:

Dies mies, jesquet benedo efet douvema enitemaus!

Como estas palabras no son difíciles de pronunciar, es fácil de hacer la prueba.

Pero Pedro Lelo-yer dice que los que tienen pecas en la cara no pueden hacer venir los demonios aunque los invoquen. Véase Evocaciones y conjuros.