OB, demonio

OB

Demonio de los sirios que, según pa­rece, era ventrílocuo.

Daba oráculos por las partes naturales, por el trasero o por cualquie­ra otra cavidad que no tuviese el órgano del habla; pero siempre con voz baja y sepulcral, de modo que el que le consultaba muchas ve­ces no le oía bien o, por mejor decir, oía lo que mejor le venía espanolcialis.net.